Para discipular naciones: ¡Enfoquémonos, renunciemos, sacrifiquémonos!

…habló con denuedo…discutiendo cada día…Así continuó por espacio de dos años Hecho 19

¡Cuántas veces hemos leído que los paños usados por Pablo eran puestos sobre los enfermos y estos se sanaban! ¡Hemos orado y soñado con que pase de nuevo en nuestros días! Pero, como todo, debemos leerlo en contexto. Este mover del Espíritu fue respuesta de Dios al enfoque, renuncia y sacrificio de Pablo. Anteriormente hablamos de la perseverancia, pero ahora podemos añadir que fue perseverante en medio de muchos sacrificios.

Un manuscrito griego aporta un dato interesante, Pablo enseñaba desde las once de la mañana hasta las cuatro de la tarde. En la provincia de Jonia, donde se encontraba Éfeso, las temperaturas son muy elevadas en verano y toda actividad cesaba antes del medio día y se retomaba a media tarde, se solía decir que en esta ciudad había más gente durmiendo a las una de la tarde que a una de la mañana. Sin embargo, Pablo, se dedicaba a predicar en esas horas; podemos suponer que era porque los demás horarios estarían ocupados por Tirano. Seguramente Pablo trabajaba para sostenerse ya que no había, todavía, un iglesia local que le recibiera, y lo hacía en el horario habitual de trabajo; a la hora de almuerzo y siesta de los demás, él no descansaba, enseñaba. Y no lo hizo un día sino dos años. Es muy probable que para este tiempo, Pablo ya superara los cuarenta años, lo cual, en esa época representaba un grado de desgaste físico que no tenemos en nuestra época; no obstante, este guerrero esforzado, se privaba del descanso físico para predicar a Cristo. Este nivel de renuncia puede ser lo que atrajera la misericordia de Dios, la cual se manifestaba en hechos milagrosos.

Leemos en el Apocalipsis:

que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Apocalipsis 5:12

No dice que el León de Judá es digno, no dice que aquel que es la raíz de David es digno, dice que el Cordero es digno. La imagen más frágil de Cristo es la que recibe mayor gloria ¿Por qué? porque fue inmolado, recibe esa gloria por causa de su sacrificio. Hay un poder muy grande en nuestro sacrificio de amor, en la disposición a hacer la voluntad y deseo del Padre, sin importar nada de nosotros mismos.

Esto debería confrontarnos fuertemente y desafiarnos a dejar la comodidad, llevarnos a una vida de renuncia gozosa. Nuestro Padre nos prometió fuerzas como las del búfalo, nos prometió rejuvenecernos, nos prometió que haríamos cosas mayores a las que hizo el mismo Jesús, pero para eso se requiere morir a nosotros mismos. ¡Ya tenemos todo lo necesario! ¡solo hay que tomarlo!

¿Qué necesito para discipular mi ciudad?:

«SOLAMENTE QUE TE ESFUERCES Y SEAS VALIENTE»

4 Comentarios

  1. Robinson Andres Fajardo Bravo El 4 octubre, 2019 - 1:15

    Saludos, súper importante estos detalles, confrontan?mucho. Gloria a Dios

  2. Fernando jimmy Echeverry diaz El 4 octubre, 2019 - 2:47

    Solo quedo sin comentarios debo de hacer más para el Señor

  3. Erica El 8 octubre, 2019 - 4:17

    Debes seguir luchando y esforzándonos!

  4. Pedro El 8 octubre, 2019 - 21:57

    Excelente mensaje, nos confronta a dar más de nosotros mismos para que se cumpla el propósito de Dios en nosotros y a nuestro alrededor. Saludos desde Santa Marta, Colombia.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.