Para discipular naciones: ¡Perseveremos!

Así continuó por espacio de dos años, de manera que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús. Hechos 19:10

¿Cuántas veces hemos leído en la parábola del sembrador acerca de la semilla que cayó en buena tierra? Es la semilla que lleva mucho fruto. Muchas veces oramos o escuchamos oraciones acerca de esta tierra, que la semilla caiga allí y fructifique. Hay una palabra que es clave en esa abundancia de resultados:

Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia. Lucas 8:15

Cuando nos detenemos a pensar en esa palabra, perseverancia, nos damos cuenta que la semilla no da fruto abundante de un día para el otro, que hay una tarea de permanencia, de paciencia, algo un poco escaso en nuestro días, por la aceleración en la que vivimos.

Es curioso que la palabra perseverancia está muy presente en el libro de los Hechos, cuando la iglesia recién nacía:

perseveraban en la doctrina de los apóstolesHechos 2:42a

perseverando unánimes cada día en el templo…Hechos 2:46a

La iglesia de los primeros tiempos era perseverante, cuando comenzaba algo lo seguía haciendo, tenía paciencia en repetir lo mismo, hasta hacerlo un hábito, una forma de vida.

En el Nuevo Testamento hay abundante consejo sobre perseverar: en la gracia (Hechos 13:43), en hacer el bien (Romanos 2:7), en el evangelio (1 Corintios 15:1), en la oración (Colosenses 4:2), en la libertad (Santiago 1:25), en la doctrina (2 Juan 1:9)…

Pablo perseveraba enseñando, lo hizo todos los días durante tres años y el fruto de esa paciencia no se hizo esperar, al cabo de ese tiempo no había persona en la región que no hubiera escuchado de Cristo. Muchos de los que escucharon creyeron y también perseveraron en la fe; por eso vemos una Éfeso cambiada, donde la gente quemó sus libros de magia (pensemos que cada libro valía fortunas, tal vez el salario de un año) y dejó en bancarrota el comercio del templo de Diana (Piensa en el santuario pagano más grande que conozcas y piensa que con tu perseverancia puedes hacer que quede abandonado).

La perseverancia de Pablo dio como fruto una ciudad que adquirió la cultura del Reino. ¿Puedes imaginarte lo que lograría tu perseverancia?

La iglesia de Éfeso fue embebida de ese ejemplo:

Has perseverado y sufrido por mi nombre, sin desanimarte. Apocalipsis 2:3 NVI

Oremos para que la perseverancia sea el sello sobre la iglesia de este tiempo

Para reflexionar:

¿Hay dinámicas espirituales que hagas todos los días?

¿Has permanecido en el mismo trabajo, carrera o ministerio?

Cuándo estás esperando algo, tal vez en una fila ¿Puedes esperar o te vas si no eres atendido rápidamente? (recuerda que paciencia y perseverancia son hermanas)

si perseveramos, también reinaremos con El...2Timoteo 2:12

3 Comentarios

  1. Carmen Berastegui El 19 septiembre, 2019 - 2:11

    Hola los Bendigo! Me gozó en el señor al leer esto, estamos comenzando una obra en maracay, Venezuela, y el domingo el Espíritu santo hablaba de esta palabra PEESEVERANCIA! Y citaba el mismo texto bíblico de la parabola de el sembrador…. Retener la palabra, y pararse firme en ella sin que nada te saque… Perseverar!!! Los bendigo, un mismo espíritu un mismo señor y Dios!!

  2. carla Bellido Luna El 20 septiembre, 2019 - 22:02

    Buenas tardes, estoy interesada en asistir al evento discipulando naciones en Chile, podrían darme información por favor, lugar , costo.
    trate de buscar el calendario que antes tenian, pero no lo encontre , porfavor envienme la información para organizarme y poder asistir. Muchas gracias Bendiciones!!!

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.