Saetas training: enviados III

¡Ya estamos en la recta final! Faltan muy pocos días para el inicio de Saetas training, Hijos del viento. 

Recuerda, has sido elegido, serás moldeado y enviado por el Espíritu Santo para ser agente de transformación, edificación y bendición.

Hoy reflexionaremos sobre Zacarías, capítulo 3.

ELEGIDO

Entonces me mostró al sumo sacerdote Josué, que estaba delante del ángel del SEÑOR Zacarías 3:1ª

Josué no estaba limpio, pero estaba delante del Señor. Muchas veces tenemos la idea de que para ser aceptados delante de Él tenemos que limpiarnos nosotros mismos y luego acceder a su presencia, pero vemos que lo importante es llegar, como el hijo pródigo que volvió, aunque seguramente lucía como un pordiosero; el Señor nos dijo: “Vengan a mí”, en nuestra soberbia e ignorancia de su Persona, decimos: “Iré cuando esté limpio”, entonces hacemos como Adán y Eva y nos escondemos de Él, usando técnicas humanas para para cubrir el pecado.

y Satanás (el adversario) estaba a su derecha para acusarlo. Zacarías 3:1b

Cuando estamos sucios, el enemigo está pronto a acusarnos, tiene una larga lista de cosas en nuestra contra, todos sus argumentos son válidos y él lo sabe, este fiscal sabe que somos culpables de todo lo que nos adjudica y desea meternos eternamente en la cárcel. En parte lo logra cuando nosotros aceptamos sus argumentos y no dejamos que el Abogado Defensor tome nuestra causa, entonces nos sumimos en culpa y remordimientos encerrándonos nosotros mismos en una prisión.

Y dijo Jehová a Satanás:  Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda.  ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio? Zacarías3:2 

Pero, a pesar de que Satanás tiene todo para acusarnos, se levanta nuestro Defensor y calla su boca con la verdad más sublime, con la gracia más poderosa que se pueda haber hecho sobre nosotros: “Jehová ha escogido”. Jehová escogió a Jerusalén y Josué era su sumo sacerdote, él era un escogido y esa elección era suficiente, Dios no necesita dar cuentas a nadie de sus acciones, pero lo que es de él es intocable e inacusable, “¿Quién acusará a los escogidos de Dios?”, no porque sean perfectos, sino porque son suyos. Josué era como un pedazo de madera rescatado del fuego, o sea, algo que iba a ser consumido, pero la mano de Dios lo sacó y salvó. Esa es la realidad de nuestra salvación también, “nos por obras de justicia que nosotros hubiésemos hecho”, simplemente porque a Él le plació.

MOLDEADO

Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Zacarías 3:3 

¡Había tanta suciedad en Josué! Había venido caminando desde Babilonia, el viaje había sido agotador, el camino largo y peligroso. Pero aquí estaba, de pie frente al Ángel del Señor (una forma de llamar a Jesús en el Antiguo Testamento)

Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo:  Quitadle esas vestiduras viles.  Y a él le dijo:  Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala. Zacarías 3:4 

No fue necesario que Josué se limpiara a sí mismo, el Señor dio la orden y el cambio de ropas se efectuó. Esa es la obra del Espíritu, que cambia desde el deseo, nuestro ser, ya no pecamos porque sabemos que es malo, sino porque no podemos hacerlo, no nos nace; entonces nos damos cuenta que Dios está obrando desde adentro. “Mira”, presta atención que tu pecado ya ha sido quitado y se ha renovado tu ropa, ya no luces igual. Suena como la madre, que después de bañar y cambiar a sus hijos les dice: por favor no te ensucies.

La obra del Señor siempre es completa, es por eso que le hace poner el turbante sacerdotal, era restaurado completamente, no solo en su limpieza sino en su función. Ahora tenía la cabeza cubierta, Cristo es la cabeza. En la cabeza el sumo sacerdote tenía una mitra de oro, símbolo del cuidado de los pensamientos y una diadema con la frase “santidad a Jehová”, o sea, apartado para Dios. Todo en Josué mostraba la obra de Dios, fue elegido, defendido de las acusaciones del enemigo, limpiado, vestido y posicionado en la función para la que había nacido.

ENVIADO

«Así dice el SEÑOR de los ejércitos: ‘Si andas en Mis caminos, y si guardas Mis ordenanzas, también tú gobernarás Mi casa. Además, tendrás a tu cargo Mis atrios y te daré libre acceso entre éstos que están aquí.  Zacarías 3:7 

Lo único que Josué tenía que hacer esa conservar lo que ya tenía, conocía el camino y la ley de Dios había sido grabada en su corazón. Si hacía lo que se le pedía se le encomendaba para gobernar (nos recuerda a Edén), para cuidar lo que entraba o salía de la casa del Señor (cuidar los atrios) y para tener acceso a lo celestial, para tener ayuda de ángeles y compañerismo con los ángeles (“y yo te daré un puesto entre estos ángeles que están a mi servicio” DHH)

SEÑAL PROFETICA

Escucha bien, Josué, tú que eres el sumo sacerdote, y que escuchen también tus compañeros de la junta sacerdotal, pues todos ustedes son como una señal profética: Voy a traer a mi siervo, el Retoño.3.8 (DHH) 

Los que hoy se pongan de pie ante el Señor, no importa lo sucios que estén, los que se dejen cambiar las ropas, los que comiencen a cuidar lo que les ha sido dado, son una señal profética de que Jesús vuelve. ¡Él ya viene! Dios está preparando para sí un pueblo bien dispuesto.

Porque he aquí aquella piedra que puse delante de Josué; sobre esta única piedra hay siete ojos; he aquí yo grabaré su escultura, dice Jehová de los ejércitos, y quitaré el pecado de la tierra en un día. En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, cada uno de vosotros convidará a su compañero, debajo de su vid y debajo de su higuera. Zacarías 3:9 

Antiguamente se erigían piedras como monumentos, algunas de esas piedras, llamadas estelas, eran documentos, como el famoso código de Hamurabi. Cristo es la piedra de siete ojos (la visión perfecta de Dios) y en él está escrito el edicto del Padre para que en un solo día sea borrado el pecado, esa libertad del pecado es la que nos llena de gozo y nos permite tener verdadera comunión.

¡TÚ ERES UNA SEÑAL PROFÉTICA! ¡El edicto del Padre de que tu pecado es quitado ya fue escrito! ¡Eres libre, celebra esa libertad! ¡Haz aquello para lo que fuiste enviado!

6 Comentarios

  1. Nick Oviedo El 24 febrero, 2019 - 5:07

    Tremendo!!! Que gran edificación son para el Cuerpo de Cristo, estaremos en la brecha clamando por nuestra Generación, que los días de entrenamiento que vivirán serán de gran Impacto al Mundo cuando salgan

  2. Greici El 9 marzo, 2019 - 3:41

    Obrigada que revelação tremenda. Fui lavada por esta verdade Deus abençoe abraços.
    Greici Igreja bola de neve Porto Alegre.

  3. yendry El 16 marzo, 2019 - 4:32

    recibir informacion sobre adoracion publica

  4. Julio yassin El 9 abril, 2019 - 4:13

    Qué bien que el cuerpo de Cristo enseñé lo profético buenas enceñanza bendición sigan adelante que esto es bueno amén

  5. yanet vejerano El 16 abril, 2019 - 20:59

    me parece bien el blog, gracias a Dios por usarte en este ministerio yo en particular llevo tiempo en el evangelio preo aun me cuesta implementar esto en casa, para mi vida si pero para el hogar me cuesta siempre aparecen actividades inprevista y com mi esposo no es Cristiano las tengo que asumir yo

  6. Aurora El 15 mayo, 2019 - 2:31

    guao, hermosa enseñanza chicos, conocer este proceso de Dios en nuestras vidas es realmente hermoso, saber que somos elegidos, defendidos, vestidos y posicionados por El, muestra su AMOR inagotable, saber que nos acepta tal como somos, aun con vestiduras viles, pero que nos ama tanto que no nos deja en esa condicion.. Sigan adelante con el respaldo del cielo, trayendo Luz y verdad. Les amamos

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.