Saetas Training: Moldeados II

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Génesis 1:26 

Dios hizo al hombre a su semejanza , la palabra que se traduce así también se puede traducir como molde. O sea que Dios mismo es el molde que modeló su creación máxima, el hombre. El vocablo indica el patrón que sirve de guía para fabricar un objeto, el Padre en persona es el patrón, es el modelo. Si seguimos leyendo vemos que es esa semejanza la que le da autoridad, porque el señorío sobre la creación viene después de haber sido hecho a Su semejanza, de acuerdo al molde perfecto.

Cristo caminó en autoridad sobre la tierra porque nos vino a mostrar que es posible ser un hombre según el modelo de Dios. Por eso se dice de Él:

El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Colosenses 1:15

La palabra imagen es similar a la que se usa en Génesis para semejanza. Jesús nos mostró en Él mismo un hombre moldeado a imagen del Padre en todo sentido. Ese es nuestro objetivo, ser como Jesús. A veces pensamos que ser como Cristo es tener la autoridad que Él tenía sobre la tierra, pero eso es consecuencia de ser semejantes a Él. Es la semejanza lo que habilita el poder. Por eso Pablo nos decía:

…Debemos seguir creciendo hasta que seamos maduros como Cristo y compartamos su perfección. Efesios 4.13b PDT

Ser perfecto es volver a reflejar la imagen, la semejanza del Padre.

La imagen es tan importante que la bestia de Apocalipsis se hizo una imagen, en los diez mandamientos se nos exhorta a no adorar imágenes; Jesús, al mirar la moneda, preguntó de quién era la imagen. Las imágenes se imitan, se veneran, son muestra y representación de algo superior. NOSOTROS somos llamados a ser el modelo del Padre sobre la tierra, no para ser venerados sino para que le adoren a Él. Muchas veces nos quejamos de una iglesia sin poder, sin autoridad; lo real es que nos falta ser más a Su imagen, porque mostrar la imagen correcta desata el poder del Padre sobre todo lo creado.

David lo había entendido y por eso oraba con anhelo:

…Estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza. Salmo 17:15

Que esa sea nuestra oración y nuestro deseo más profundo: “QUIERO SER A TU SEMEJANZA”

http://tomatulugar.com/saetas/

 

3 Comentarios

  1. Evelyn El 17 enero, 2019 - 5:48

    WAOOO tremenda reflexión. Dios los continúe e bendiciendo. En el nombre de jesus

  2. Alfredo El 17 enero, 2019 - 12:52

    Esa es una gran verdad estamos tan lejos como cuerpo de Cristo a reflejar la semejanza de Dios en nuestras vidas personales cómo y cómo iglesia y si

    QUIERO SER A TU SEMEJANZA…

    Gracias hermanos bendiciones..

  3. Gladys mercedes juarez El 18 enero, 2019 - 8:23

    Excelente!! De mucha bendición!!
    Gracias.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.