Saetas Training: escogidos II

…el Señor los ha escogido a ustedes para que estén en su presencia, y le sirvan, y sean sus ministros y le quemen incienso. 2 Crónicas 29:11 NVI

En el artículo anterior vimos que hay un por qué para la elección y es el puro amor del Padre. ¿Por qué te eligió? Simplemente por amor. Es este vamos a reflexionar sobre el para qué. Veamos completo  el versículo del encabezado:

Así que, hijos míos, no sean negligentes, pues el Señor los ha escogido a ustedes para que estén en su presencia, y le sirvan, y sean sus ministros y le quemen incienso. 2 Crónicas 29:11 NVI

Dios es preciso y excelente en todo lo que hace, todo es perfecto en su diseño total. Y Él no tiene adornos, porque su belleza total no necesita que nada le adorne. Entonces, cuando te eligió a ti, a mí o a cualquiera, Él tenía una razón práctica. En el pasaje en que está este versículo, el rey Ezequías se dirige a los levitas, porque el templo estaba en condiciones deplorables, abandonado por varias generaciones de gente descuidada y alejada del Dios y les dice que fueron elegidos para poner fin a eso. Tal vez eres uno de los que no están conformes con la situación de la iglesia actual y sueñas con volver al poder y la vida que vemos en los cristianos de los primeros siglos, que transformó la sociedad; bueno, esa disconformidad viene del mismo Espíritu, no para criticar sino para transformar: “el Señor los ha elegido a ustedes”. No es válido mirar hacia atrás o hacia los costados para lamentarse por lo que no hay, esta generación está siendo llamada a ser, a restaurar, a reedificar. ¡Qué privilegio tan grande! ¡Puedes ser parte de un nuevo Pentecostés que despierte la iglesia y transforme la sociedad!

Pero fíjate que lo primero que les dice el rey a los levitas es no sean negligentes, una persona que merezca este calificativo es la que descuida sus obligaciones, por ejemplo padres que deben cuidar a sus hijos pero los dejan solos, una persona que habla por teléfono mientras conduce, un acampante que deja un fuego encendido en el bosque. Todas estas acciones, al representar potenciales riesgos, tienen pena legal. No podemos descuidar las obligaciones que nos han sido dadas; y ¿Cuáles son?:

Estar en su presencia

Supón que eres camarero ¿Qué es lo primero que harías para atender a un cliente? ¡Exacto!, tomar el pedido, preguntarle qué desea, para eso tuviste que ir hasta donde se encontraba y entablar una conversación. Con nuestro Padre hay similitudes, pero ser negligente sería pretender servirle sin saber qué desea. Hay mucha gente “sirviendo a Dios”, dándole lo que ellos suponen que Él quiere, pero sin haber pasado tiempo con Él para conocer sus deseos. Lo primero, entonces es estar con Él.

Servirle

Una vez que conoces su corazón, puedes servirle con eficiencia, dándole lo que espera y no lo tú crees. ¿Te imaginas a ti mismo llevando ante Él una bandeja repleta de los manjares que desea probar hoy? Tal vez hoy le apetece que simplemente te quedes a sus pies, o que vayas a hablar con alguien específico, quizás que des una abrazo o envíes un mensaje, pero cuando has estado con Él, le das lo que desea y eso es verdadera adoración, es obediencia.

Ser sus representantes

Una vez que has pasado por los dos primeros pasos sin obrar negligentemente estás capacitado para representarle, para hablar en su nombre, para dar en su nombre, ser su ministro, o sea quien sirve por Él. Mientras Jesús estuvo en la tierra abrazó, sanó, consoló, amó, exhortó, liberó, dio la buena noticia, hoy estás tú, lleno del Espíritu, para cumplir esa preciosa tarea.

Quemar incienso

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos. Apocalipsis 5:8

Una de las ocupaciones en las que es común caer en la negligencia es en la oración, pero Ezequías les decía, como último tópico que no fueran negligentes en orar. Para una vida de oración incesante se necesita revelación, cuando entendemos que la oración es ocuparnos directamente de los negocios del Padre con Él mismo, entonces se hace una necesidad y un deleite. Hablamos con Él acerca de los proyectos, de las personas, de nosotros mismos, de todo. Y lo hacemos porque somos dependientes de Él, sabiendo que tiene todas las respuestas, todos los recursos, todo el poder y todo el amor.

Fuiste elegido PARA, hay propósito, pero no para engrandecerte a ti mismo, sino para hacerle conocido, darle gloria, preparar su camino.

Por favor medita en estos cuatro puntos y habla con Papá acerca de ellos, pregúntale qué te falta, en qué debes ocuparte más.

¡Eres parte de la generación destinada a volver al origen, un nuevo Pentecostés está a las puertas y tú eres clave!

http://tomatulugar.com/saetas/

7 Comentarios

  1. Nick Oviedo El 26 diciembre, 2018 - 20:44

    Tremenda enseñanza, muy buena sobre todo para estos tiempos…
    Que Dios encienda en nuestro corazón el querer como el hacer de su voluntad con entendimiento!!
    Toma Tu Lugar, Gracias a Papá y a ustedes por ser de grande bendición…
    También estoy inconforme con el adormecimiento y rutina que muchas veces se vive en el cuerpo de CRISTO pero sé que su Espíritu está despertando a la Novia de Cristo, Rescatando a Nuestra Generación…
    Paz y Bendición de DIOS a sus vidas

  2. Alfredo El 27 diciembre, 2018 - 1:33

    Amen esperamos q esta generación resplandezca con la luz de jesucristo y nuestros hijos sean esas saetas elegidas en la aljaba de Dios ..

  3. Pablo Rios El 27 diciembre, 2018 - 7:28

    Que bendición poder leer esto. Dios los bendiga enormemente!!

  4. Estrella candela El 28 diciembre, 2018 - 3:57

    Bendiciones equipo del Padre ¡gracias por compartir poderosa enseñanza .estamos a días horas de arrancar un nuevo año y me preguntaba si todo por lo cual estoy orando a mi padre es lo que el quiere de mí y este material me impulsó a orar con más intensidad. Sabiendo que no es palabra de hombre sino del Espíritu. Gracias Equipo son de gran bendición para,mi vida y la vida de mi hija la cual si a si DIOS lo permite y quiere esta comenzando sus primeros pasos en la adoración .💕

  5. Jaider gonzalez El 1 enero, 2019 - 17:00

    amén, vida con proposito, entendidos de lo que Dios desea de cada uno de nosotros.

  6. Isela El 2 enero, 2019 - 8:23

    Hermosa enseñanza justo lo que Dios a estado hablando a mi espíritu.. Tristemente ee mirado la división en mi iglesia y a sido de mucha tristeza en mi espíritu por que no creo que eso es lo que Dios quiere el quiere unidad.. TODOS SOMOS UNO EN CRISTO

  7. Daniela El 22 enero, 2019 - 14:09

    Tremendo!!
    Gloria a Dios por su palabra y por esta enseñanza…
    Ser diligentes y no negligente.
    La buena voluntad de Dios es agradable y perfecta.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.