Cuando nuestra seguridad viene del Cielo

Comenzamos un nuevo mes de enseñanzas semanales. En este caso, la temática que trataremos, a través de escritos y videos, tiene que ver con la SEGURIDAD.

Dice la Palabra “El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende”. Sal. 34:7.

Una casa que teme al Señor tiene su perímetro asegurado y defendido. Ahora, una familia que tiene miedo a las circunstancias de la vida y a lo malo que pueda pasar, el enemigo se encarga de enviarle guardianes del temor para defender a los que no creen.El miedo es lo contrario al amor. El perfecto amor echa fuera el miedo. Así como la fe es el idioma del cielo, el temor es el oxígeno de las tinieblas.

Toda la familia debe estar de acuerdo con que, quien defiende la casa, sus pertenencias y a cada integrante de la familia, es el Señor de los ejércitos. Es ahí donde la casa física se transforma en un ambiente cargado de la naturaleza divina. Los ángeles están al servicio de aquellos que han de heredar la salvación. Tenemos que creer y contar con la ayuda de ellos.

Consejo: Es importante también analizar los alrededores de los lugares en donde vivimos. ¿Qué accidentes suceden constantemente?, ¿qué ambiente predomina en la región? (por ejemplo, si hay muchos enfermos, violencia, perversión sexual…), y de acuerdo al panorama espiritual del territorio, defender la casa de todo espíritu contrario al Reino de Dios.

No dejen de escribirnos sus vivencias, consultas y experiencias a partir de esta temática. Entre todos, edificaremos el cuerpo para la manifestación y revelación de Jesús!

 

Extracto del libro “Hogar Dulce Hogar”, Marcos Brunet / TOMA TU LUGAR.