Compañía de profetas: Somos compañía

Del 21 al 26 de mayo vivimos un tiempo increíble, donde el Espíritu Santo fue el protagonista en todo momento, trayendo la frescura de Su presencia y el amor de Su corrección, desarraigando y arrancando lo que ya no servía, para plantar y establecer Su voluntad y deseos en los que estuvimos presentes.

Hoy queríamos traer un resumen, para que los que no pudieron llegar tengan un vislumbre de lo vivido, pero nos encontramos con que no es fácil poner en palabras todo lo asimilado durante estos días. Tal vez podríamos hacer un resumen de las plenarias, poner frases destacadas de los oradores o los textos bíblicos empleados pero sea cual sea la manera da la sensación de quedarnos cortos, de no alcanzar a decir todo lo necesario. Es por eso que queremos enfatizar en lo que fue la columna vertebral de todo: somos familia, somos compañía. El profetizar es secundario y debería ser consecuencia de que se nos haya revelado que en el Reino no se puede caminar solo. El Espíritu Santo se mueve en el contexto del amor congregacional, Cristo se hace presente en la unidad de Su cuerpo:

“Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” Mateo 18:20

Congregados, en el original nos habla de gente que no solo está junta físicamente, el concepto es mucho más profundo , significa gente que está siendo conducida juntamente, que encuentra su plenitud el uno con el otro. 

Si hay una enseñanza que creemos que es fundamental hoy es esta: VIVAMOS LA REALIDAD DE CRISTO EN FAMILIA, amemos de verdad, con ese amor que soporta, que espera, que sufre, que no busca lo suyo. Dejemos de poner excusas, si Jesús hubiera buscado una familia perfecta seguro no nos hubiera incluido a ti y a mí, pero tiene aun la paciencia de esperar que crezcamos, nos perfecciona y sigue confiando que la obra que Él comenzó se hará completa en nosotros.

No busques profetizar hasta que no hayas logrado ser COMPAÑÍA. Que el enemigo no te mienta como a Elías, quien decía: “solo yo he quedado”. Hay miles a los que se les ha revelado el cuerpo de Cristo y viven la realidad del Reino de Dios insertados en familia.

Hoy nuestra oración por ti y por nosotros es: ENSÉÑANOS A SER FAMILIA.

 

 

3 Comentarios

  1. Bárbara Rojas El 30 mayo, 2018 - 23:33

    Buenas noches
    Muy interesante el mensaje.
    Dios los Bendiga
    Saludos desde 🇵🇪

  2. Lucy Marcela Cuene El 31 mayo, 2018 - 12:34

    Bendiciones
    Desde Colombia

  3. Patricia Cortez El 31 mayo, 2018 - 13:56

    Gracias amada familia en Cristo por ser sensibles al Espiritu Santo, es tiempo de expresar la plenitud de Cristo en nosotros. Un abrazo Nicky y Patty (Bolivia)

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.