Compañía de profetas: la manifestación de los hijos

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” He.1:1-2

Jesús es el Verbo, es la Palabra viva del Padre, es el poder más grandioso del universo. Ante la incapacidad de entendimiento de la humanidad, ante la dureza de los corazones que no reciben el mensaje que viene a través de un profeta, la creación, un evento, o cualquier otra manera, Dios no solo habló sino que envió a La Palabra al mundo, esa misma que salió del Padre cuando dijo :”Sea la luz”, vino en persona y se manifestó al mundo. Ese Verbo hecho carne transformó todo a Su paso, puso de cabeza todo lo conocido y  sentó los fundamentos para la edificación del Reino, nos acercó una nueva manera de SER. Cuando se fue, no nos dejó solos sino que dejó Su propio Espíritu, para que ya no seamos nosotros sino Él en nuestras vidas. También nos dijo que no nos preocupemos por lo que íbamos a hablar porque Sus palabras iban a estar en nuestra boca.

“y no se preocupen ustedes por lo que hayan de decir cuando los entreguen a las autoridades. En esos momentos digan lo que Dios les dé a decir, porque no serán ustedes los que hablen, sino el Espíritu Santo.” Mar. 13:11

El Verbo vino al mundo y se aseguró que, aunque ya no esté en persona, Su palabra siga corriendo y haciendo el efecto para el cual fue enviada. Ese es el rol de los hijos, ya no hablan como mensajeros de una palabra ajena a ellos mismos, sino que La Voz está dentro de ellos por medio del Espíritu y sigue tendiendo el mismo efecto que cuando apartó las tinieblas, en el principio.

“Caí a sus pies para adorarlo, pero él me dijo: “No lo hagas, yo no soy más que un servidor como tú y como tus hermanos que transmiten las declaraciones de Jesús (son declaraciones de Jesús las que vienen del espíritu de los profetas). Sólo debes adorar a Dios.” Ap. 19:10 (BL95)

“Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.” Ap. 19:10 

El testimonio de Jesús, el Verbo encarnado, es el motor de la profecía. ¿Cuál es Su testimonio? Es que siendo Hijo solo hizo lo que vio al Padre y nada hizo sin Él. Es algo que debemos recuperarlo los hijos, portadores del Espíritu y por lo tanto capaces de traer hoy la Voz de Dios a la tierra. Si los hijos manifestamos Su Palabra el efecto será el mismo que en Génesis y la luz, finalmente brillará en las tinieblas y las anulará.  La Voz del Hijo, replicada al unísono por los hijos completará la obra.

“La creación espera con gran impaciencia el momento en que se manifieste claramente que somos hijos de Dios.” Rom. 8:19  DHH

 

6 Comentarios

  1. Karen Ramirez El 16 mayo, 2018 - 19:08

    Soy Karen de Nicaragua,
    Y estamos en un tiempo difícil como nación…. Pero este tiempo es para que nos levantemos cómo eres no en lo público sino en La Intimidad.

    Hijos que se manifiestan de la manera correcta.

    Saludos.

  2. natalia yanife jimenez armenta El 17 mayo, 2018 - 2:21

    me impacta tanto todo lo el movimiento que esta sucediendo es algo maravilloso, de como el Señor tiene tanto amor y cuidado de nosotros que nos lleva a un conocimiento de su verdad de como nos fue llevando de nivel a nivel de proceso en proceso para poder llegar hasta donde estamos ahorita permaneciendo en su palabra y que esa verdad sea viva en nosotros y que podamos ser manifiestos de ella y poder dar a otros lo mismo wow me apasiona. Saludos y bendiciones reconozco el mismo Espiritu fluyendo por todas las naciones porque aunque soy de una ciudad pequeña entiendo lo que el Señor enseña a travès de ustedes.

  3. Nayive correa El 17 mayo, 2018 - 3:05

    Poderoso
    Gracias al padre por los hijos que manifiesten su poder

  4. Jonathan Santana Ávila El 17 mayo, 2018 - 4:29

    Muy bello, y realmente es como dicen debamos recuperar la guía del Espíritu, por que los Hijos de Dios son aquellos que son guiados por El, y así como son guiados son aquellos que establecen el Reino de Dios, soy de República Dominicana y oro por una generación que sea guiada por Dios , que se empodere de lo que son HIJOS DE DIOS !!, más que cristianos que creen en Dios, cristianos que manifiesten las cosas del Padre.

  5. Elizabeth Rios M. El 30 mayo, 2018 - 22:26

    Amen!!! me identifico mucho porque el mas alto honor es ser hijo de Dios.
    y Que seamos uno para manifestar su gloria y su Poder. shalom los amo dede la ciudad de Bucaramamga. shalom.

  6. Virginia El 10 junio, 2018 - 13:02

    Cuanta motivación. Gracias por bendecirnos y recordarnos cuál debe ser nuestra posición y tarea.
    Abrazos

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.