Proclama: Hijos de libertad

  • «El Espíritu del Señor está sobre mí,
        por cuanto me ha ungido
        para anunciar buenas nuevas a los pobres.
    Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos
        y dar vista a los ciegos,
    a poner en libertad a los oprimidos,
      a pregonar el año del favor del Señor» Lucas 4:18,19

En la definición de libertad de las Escrituras hay tres cosas que la componen:

  1. Que se desata algo (todo lo que atamos en la tierra es atado en el cielo y viceversa)
  2. Que alguien queda libre de toda influencia diabólica.
  3. Que la persona puede tomar decisiones propias, la mejor decisión es volver a Cristo.

Si queremos traer libertad tenemos que:

  1. Ser intencionales. Querer y hacer.(Fil.2:13)
  2. Tenemos que darnos cuenta de las necesidades de nuestras comunidades y tener un descontentamiento santo.

La libertad no comienza cuando libertamos a otros sino cuando somos libres en nuestro interior. ¡La libertad comienza en casa!

¡Tienen que levantarse personas que promuevan leyes a favor de la libertad integral del individuo!

HIJOS DE LIBERTAD

En pleno siglo XXI todavía hay mucha esclavitud: trata de humanos, trabajo forzado, prostitución, vicios y adicciones que atan el ser humano no permitiendo que sea lo que Dios creó.

Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que han recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: “¡Abba, Padre! “Romanos 8:15 NBLH

Proclamamos que todo espíritu de esclavitud es echado fuera de la historia de nuestro continente. Toda orfandad de corazón, todo desamparo, toda injusticia y todo acto de violencia hacia el ser humano.

Proclamamos la libertad gloriosa de los hijos de Dios

¡Recibimos el espíritu de adopción. Somos hijos amados!

Hoy, con las manos en alto mostrándolas sin cadenas, libres te pedimos perdón

1-      Por dejarnos esclavizar por el trabajo y no reconocerte como nuestro proveedor, perdón porque usamos como excusa el trabajo para descuidar nuestra relación contigo, nuestra familia, la familia de la fe y nuestro llamado.

2-      Perdón por dejarnos esclavizar por el dinero, pensando que en la posesión del mismo reside nuestro bienestar y felicidad. Perdón por la avaricia que tenemos los occidentales  que hace a otros esclavos (niños que trabajan, salarios miserables, explotación laboral, esclavitud). Perdón por dejarnos esclavizar por las posesiones, por gastar superficialmente en vez de mirar a nuestro prójimo y su necesidad. Perdón por tantos enfermos, hambrientos, desnudos y analfabetos que permitimos por atesorar para nosotros mucho más de lo que necesitamos. Perdón porque la grosura de occidente es la flaqueza de tantos miles de millones de personas.

3-      Perdón por la esclavitud a los placeres de la carne: perdón por la gula, Señor, perdón por la lujuria, perdón por dejarnos esclavizar por el sexo pervertido, perdón por llamar a lo bueno malo y a lo malo bueno, por la fornicación en todas sus formas, por consentir con las tinieblas viendo películas o programación con tintes eróticos. Perdón por toda aquella práctica que hayamos tenido o tengamos que nos ata nuevamente a esclavitud.

4-      Perdón por la esclavitud a la apariencia, por buscar más la aprobación del hombre que tu aprobación. Perdón por la anorexia, la bulimia, la vestimenta sensual y provocativa y todo lo que sea consecuencia de buscar una imagen que atraiga a otros

5-      Perdón por las adicciones, por dejarnos gobernar por substancias, por buscar placer en algo perecedero.

6-      Perdón por la falta de fe para vernos como hijos amados, perdón por sentirnos desamparados cuando tu mano estaba extendida hacia nosotros.

Está escrito:

Rásguense el corazón y no las vestiduras. Vuélvanse al Señor su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, cambia de parecer y no castiga. Joel 2.13

Por eso hoy rasgamos nuestro corazón delante de ti y nos comprometemos a

1-      Reconocerte como proveedor en cada momento y situación, a no poner más el trabajo como prioridad sino dejar que tú marques nuestras prioridades.

2-      A vivir modesta y sobriamente, a no aferrarnos  al dinero o las posesiones sino reconocer cada día que todo es tuyo y puedes disponer de ello a voluntad. Nos comprometemos a hacer todo cuanto esté a nuestra mano y posibilidad por no permitir ningún tipo de esclavitud en nuestro prójimo y a tratar de suplir las necesidades que veamos, cuando no fuere posible por nuestro medios oraremos para que tú intervengas sobrenaturalmente. (En la multiplicación de los panes primero les dijo: denles Uds. de comer, luego hizo el milagro, cuando ellos no pudieron)

3-      Nos comprometemos a desvincularnos definitivamente de toda práctica sexual impura que nos esclavice y mantenernos puros y santos.

4-      Nos comprometemos a buscar tu aprobación haciendo lo que te agrada y desechar todo lo que nos lleve a estar pendientes de la aprobación de los hombres.

5-      Hoy renunciamos a toda adicción a cualquier substancia, a la pornografía, a relaciones malsanas  y nos comprometemos a buscar el placer en ti.

6-      Nos comprometemos a reconocerte como Padre, poniendo nuestra mente en sujeción a tus pensamientos cada vez que el desamparo o la orfandad quieran apoderarse de ellos.

Con las manos libres y alzadas al cielo proclamamos la libertad gloriosa de los hijos de Dios, recibimos con júbilo tu adopción y como niños que elevan sus manos a su padre las elevamos a nuestro Padre para que nos eleve y termine de quebrar cualquier vestigio de esclavitud.

Esto debe enseñarse a los cristianos

Creemos que debemos reconocer si estamos siendo esclavos de algún tipo de pecado o atadura, arrepentirnos y volvernos a Dios.

Creemos que Dios perdona toda iniquidad. Pero debemos apartarnos del mal.

No obstante, el sólido fundamento de Dios permanece firme, teniendo este sello: “El Señor conoce a los que son Suyos,” y: “Que se aparte de la iniquidad todo aquél que menciona el nombre del Señor.”” 2 Timoteo 2:19 NBLH

Creemos que solo la verdad de Cristo nos hace libres.

Creemos que es posible vivir en salud integral.

Creemos que es posible ser hijos a imagen y semejanza de Dios.

Creemos que es posible vivir dependientes de Dios Padre y de esta manera sanar la tierra.

 

Enlace recomendado

https://www.danielcalveti.org

5 Comentarios

  1. Manuel El 20 diciembre, 2017 - 18:48

    Es impresionante ver y darnos cuenta a todo lo que estamos esclavizados!!!es necesario que a diario seamos libres,y verdaderos hijos de libertad… Amigos gracias por sus buenos Artículos Bíblicos son edificantes…

  2. roxy El 20 diciembre, 2017 - 20:14

    Amén declaro como joven en el nombre Jesús que los ojos de mi generación será abierto y traeremos ofrendas aceptable delante del Rey de Reyes y señor de los señores y caminaremos con el entendimiento que no estamos solo porque el espiritu santo Dios nos guíara a toda verdad. Dios bendiga las obras de sus manos. Desde Nicaragua le amamos

  3. Paola El 20 diciembre, 2017 - 21:41

    Gracias por dedicarle tiempo a éste blog, pero sobre todo gracias a Dios por poner en usds el querer como el hacer, son de enorme bendición para mi y mi familia..

  4. Andrea El 20 diciembre, 2017 - 23:24

    AMEN!!! PERDONANOS PADRE!!!

  5. Fernando Oemig El 21 diciembre, 2017 - 0:49

    Excelente excelente amen amen despierta mas a tus hijos Señor que somos los que hemos sido libres para despertar a otros para liberar a otros!!!!!!

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.