Ojos abiertos

 

“alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza.” Efesios 1:18-19

Visión espiritual

Ya dijimos en la entrega anterior que hay ojos espirituales, por eso Pablo ora para que sean abiertos los de los efesios. Parece redundante pero vale la pena aclarar que los ojos espirituales ven lo espiritual, en Efesios 1:18 y 19 lo que Pablo espera que vean es la esperanza del llamado, la herencia y el poder que tenían.

¿Se pueden tener visiones de ángeles o cosas asi? Por supuesto, pero Dios no nos muestra nada para entretenernos como quien prende una tv espiritual. En la Biblia, cuando Él muestra algo es porque hay un mensaje que quiere dar y en respuesta a ese mensaje, algo que nosotros debemos hacer. La visión siempre ha sido parte de la profecía y ésta tiene tres funciones básicas: edificación, exhortación y consolación. Entonces las visiones tienen que tener un mensaje que se escuche de parte de Dios para que sea completo. Ej de la visión de los caballos de Zacarías 1, el profeta los veía pero sólo pudo entender qué significaban cuando le fue explicado.

La pregunta no sería si veo sino ¿para qué quiero ver? Porque se profetizó que los jóvenes tendrían visiones, entonces no es algo extraño que alguien tenga visión espiritual, pero si quiero ver para consolidar mi fe voy por camino errado porque la fe es por el oír y no por el ver y “más bienaventurados son los que sin ver creen”. No necesito ver ángeles para saber que están porque los acepto por fe, no necesito ver la mano de Dios obrando porque tengo la certeza aunque no la veo. Hoy hay mucha curiosidad y hasta morbo por lo sobrenatural, lo sobrenatural vende. Lo que se nos permita ver está relacionado a un mensaje hacia nosotros.

¿Qué es necesario para poder ver? Que haya luz. La visión física ocurre porque lo que nos rodea nos devuelve la luz que recibe, la refleja, cuando no hay luz no hay capacidad de ver, por eso de noche vemos bultos, sombras pero no distinguimos claramente, no hay luz. En lo espiritual ocurre lo mismo, la visión es consecuencia de la
luz, cuanta más luz tenemos mejor vemos. Hay un “camino de la luz”: en génesis, por ejemplo, primero es la voz “sea la luz” y entonces se puede ver.

Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino.” Salmo 119.105

En Mateo 14 los discípulos ven una sombra de apariencia humana y se asustan creyendo que es un fantasma (no hay luz) entonces Jesús les habla diciendo“no teman, soy yo”, esa palabra trae luz, no ilumina la noche, sino que ilumina el entendimiento, abre los ojos espirituales y Pedro, aún sin poder ver lo natural, se atreve a meterse en el mar, porque una palabra le alumbró el entendimiento. Cuánto más escuchamos Su voz más luz tenemos y mejor vemos.

Muchas veces no vemos porque no miramos: Dos jóvenes habían dio a predicar a una plaza, vieron una señora y se acercaron a hablarle, la señora era prostituta, ella se resistía al mensaje del evangelio, entonces uno de los jóvenes le dijo:” esta mañana fuiste al médico, estás preocupada por causa de una enfermedad consecuencia de tu trabajo pero Dios te dice que te quedes tranquila”. Esa mujer rompió en llanto y fue convencida, al domingo siguiente estaba asistiendo  a una congregación. Estos jóvenes pudieron ver lo espiritual de la mujer porque primero la vieron en lo natural, le prestaron atención, la amaron tratando de salvarla. No vamos a tener visión de nuestro barrio, ciudad, nación, sino lo vemos primero, si no prestamos atención, si no tomamos tiempo para orar, demostrando amor. Dios no es chismoso, no nos cuenta las cosas si no nos ve comprometidos con su misión acerca de lo que nos muestra. Tampoco nos muestra para que crezca nuestro “pretigio” de videntes, a Él no le interesa que los hombres nos den gloria, porque toda gloria es suya.

Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.” Mateo 5:8

 

 

12 Comentarios

  1. Carla El 27 septiembre, 2017 - 22:17

    Amén! Gracias por compartir, es de gran edificación para mi vida!
    Abrazo desde México.

  2. Jeannie El 27 septiembre, 2017 - 22:57

    Gracias por este articulo

  3. Gaston Acevedo El 27 septiembre, 2017 - 23:52

    Wooow…!!! palabra certera y de gran peso para mi vida en estos momentos, Gracias por su sensibilidad en el espiritu!!!
    estamos Juntos, Gracias equipo.
    Alta Gracia, Cordoba Presente!!!

  4. Diego El 28 septiembre, 2017 - 10:52

    Muy edificante como siempre.ayuda a cambiar algunos conseptos herrados…aun la palabla que creiamos entender, cobra significado con estas enseñanzas…
    Bendiciones queridos hermanos.

  5. Olivia El 28 septiembre, 2017 - 15:43

    Grande es su amor por nosotros amen.

  6. Paulina El 28 septiembre, 2017 - 16:49

    Me bendicen tanto chicos!!!! Doy gracias a Papá por sus vidas!!!
    Los bendigo!

  7. VIVIANA El 28 septiembre, 2017 - 17:14

    Wow! Qué edificante! Y totalmente alineado a lo que el Señor en su misericordia está revelando para este tiempo, poder ver claramente, sin velos donde y como el Padre trabaja! Gracias por compartir!

  8. Sandra Ferreiros El 28 septiembre, 2017 - 20:09

    Certero como siempre !!! 👍😇😇

  9. Alejandro Espinosa El 29 septiembre, 2017 - 8:16

    Que bendición, gracias por compartir la revelación que Dios les da.

    Toma tu lugar señor Jesús.

  10. graciela gonzalez El 30 septiembre, 2017 - 19:06

    Hermoso chicos !!! Verdad,claridad y simpleza!!!

  11. Cecilia El 5 octubre, 2017 - 2:43

    Hermoso mensaje!! Me quedo con la idea de pedir ser abiertos los ojos espirituales y ver visiones como herramienta valiosa. Ver a mi familia como Dios la ve! Necesitaba oír éste mensaje! Gracias amados!!

  12. Florencia y Martín Pertosa El 6 octubre, 2017 - 22:24

    Imagino que no es sorpresa para ustedes, pero Papá no deja de maravillarme!!! Ya son tantas las veces que Él los ha usado para traer más luz sobre lo que va hablando a nuestra familia, que se nos hace evidente en lo cotidiano que SOMOS UNO, alineados al mismo Espíritu, bajo el mismo propósito y oyendo la misma voz. GRACIAS por compartir lo que el Padre les enseña, necesitamos de la porción que deposita en ustedes para “armar el rompecabezas” 🙂 Saludos!!

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.