FAMILIA DE FE VS ORFANATO 1

Laura, Fernanda y Cintia, junto a un grupo de personas, fueron movidas por el Señor a trabajar con niños que, por diferentes causas, han sido excluidos de sus hogares y albergados de manera transitoria en instituciones donde se los cuida, pero que nunca reemplazan el hogar. Antiguamente estos hogares se llamaban ORFANATOS, porque albergaban huérfanos. En la actualidad ya no se usa ese nombre porque muchos de los niños no carecen de padres pero, al tener situaciones de desamparo similares a las de los huérfanos, tienen las mismas conductas.

Definamos huérfano

Un huérfano es aquel que carece de uno o ambos padres, pero también es aquel que es falto de una cosa, en especial afecto y protección.

Trabajando en un ambiente de niños desprotegidos por su entorno social nuclear se pueden ver algunas conductas y dinámicas particulares. Fernanda menciona en el vídeo que, por ejemplo, en un hogar de niños desamparados, los bebes no lloraban y era porque carecían de respuesta, esa falta de respuesta los condicionó a no llorar. Los niños actúan de acuerdo al entorno, un orfanato provee techo y alimento pero, mayormente, carece de la posibilidad de brindar la red de soporte afectivo que es necesaria para la edificación de una  personalidad sana. Es por eso que, en muchos casos, son niños desconfiados, rebeldes por causa de un enojo no manifiesto, violentos en diferentes formas porque se han visto obligados a defenderse solos, les cuesta compartir porque la provisión siempre ha sido un tema de incertidumbre, compiten por los afectos  y otras manifestaciones.

No es difícil imaginar el ambiente que se desarrolla entre esos niños heridos y vulnerables, los vínculos insanos que se manifiestan. Se genera un clima que nada tiene que ver con el que hay en un hogar ideal.

¿Familia de fe u orfanato?

La iglesia debe manifestarse como lo que es: una familia. Pero la verdad es que muchas veces hay situaciones que distan mucho de manifestar esa realidad espiritual y las congregaciones más que una familia de fe parecen un orfanato. ¿Por qué es esto? Porque no se nos ha revelado que somos hijos, que somos amados y protegidos, que tenemos provisión que cubre cada una de nuestras necesidades.

En las próximas entregas de este blog estaremos desarrollando un poco más en detalle cuáles son las formas de actuar de los huérfanos, no para que critiquemos a otros, sino para poder identificar si esas características están presentes en nosotros y tal vez estemos actuando como huérfanos en vez de actuar como hijos.

Es nuestra oración que en este tiempo se te revele que eres hijo y todo lo que eso significa, también que puedas ver la iglesia como lo que es: tu familia espiritual y que desarrolles vínculos sanos y permanentes con cada uno de los miembros.

En un momento Pedro le preguntó a Jesús acerca de Juan, el maestro le respondió:

¿qué tiene eso que ver contigo? ¡Tú sígueme! Juan 21:22 PDT

Esa misma exhortación se nos hace a nosotros hoy, sigamos a Cristo, veamos si se nos ha revelado que somos hijos. No es egoísmo, pero no es tiempo de mirar si los otros se comportan como huérfanos sino si yo actúo como hijo. No podemos ministrar con autoridad aquellos que no se nos reveló primero.

5 Comentarios

  1. Carina El 25 abril, 2017 - 14:13

    Gracias por la simpleza del articulo bendice mi vida, hoy puedo reconocer que debo sanar en mí la huerfandad
    Dios los siga usando !!

  2. Leydi sarria El 25 abril, 2017 - 21:07

    Hola me llamo laura y soy de colombia, el ultimo comentario que hiciste me dice que necesito una revelacion de Dios para saber si soy hija y adoptada por el o tengo el espiritu de orfandad, porque a veces nos pasa mucho que nos gusta comer enterito. Pero ya una revelacion directa el padre se lo hace a cada uno. Bueno me gustaria saberlo. Gracias.

    • TOMATULUGAR El 26 abril, 2017 - 13:41

      Laura, todos necesitamos la revelación de que somos hijos. Pídele que Él corra el velo, lo puedas ver como Padre y te sepas reconocer como hija. Es algo personal, no se recibe por explicación de otra persona, para explicártelo de otra forma: no es lo mismo ver una foto de un plato de comida que tenerlo en frente y comerlo, lo primero es información, lo segundo es experiencia. Te sugerimos leer pasajes bíblicos donde refuerces el concepto de ser hija, lo declares y te lo recuerdes a ti misma en todo momento pero sobre todo cuando te sientas presionada. Un abrazo!
      TTL

  3. Maria del Carmen Ambrosio El 4 mayo, 2017 - 19:06

    Ecxelente video, me deja claro que debo actuar como hija de Dios, tomar mis derechos de hija de Dios. Gracias por vuestro trabajo…..

  4. Belinda Aguiluz El 17 mayo, 2017 - 0:41

    Excelente reflexion, necesitamos identificarnos como Hijos antes que cualquier otro titulo.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.