CONSTRUYAMOS BUNQUERS 1

En las zonas afectadas asiduamente por desastres naturales, tales como tornados, las familias tienen lugares seguros a los cuales acudir en caso que acontezcan. Por ejemplo en el corredor de tornados en Estados Unidos es común que las casas tengan un sótano preparado para esas eventualidades. En Israel las viviendas más vulnerables a ataques de misiles tienen un refugio interno, una habitación fortificada dentro de la cual tienen las cosas básicas para subsistir. Las casas donde se ejerce el gobierno de diferentes países, como por ejemplo la Casa Blanca, tienen bunkers de protección para que los funcionarios puedan acudir en caso de una emergencia.

Leamos estas dos versiones del mismo versículo:

“y decidieron vivir como una gran familia. Y cada día los apóstoles compartían con ellos las enseñanzas acerca de Dios y de Jesús, y también celebraban la Cena del Señor y oraban juntos.” Hechos 2:42 Traducción en lenguaje actual

“Ellos estaban dedicados a aprender lo que los apóstoles enseñaban. Compartían lo que tenían, comían y oraban juntos.” Hechos 2:42 (PDT)

La iglesia del libro de los Hechos era una gran familia formada por familias pequeñas. Esta gran familia se reunía en las casas de las familias nucleares. Durante los primeros trescientos años del cristianismo no existieron edificios dedicados al culto, todo se realizaba en las casas. Aun así su fe fue fuerte hasta el punto de resistir persecuciones y presiones externas. Esa fortaleza, en gran medida, era resultado de lo que menciona Lucas en el libro de los Hechos. Hubo tremendos temporales de persecución que afectaron a los cristianos pero estos no se amilanaron, habían construido “refugios” dentro de sus propias casas, había bunkers de resguardo en esas casas de gobierno.

Las reuniones se realizaban de manera natural y toda la familia participaba, nadie era excluido, no había “cultos” de acuerdo a edades, era reunión de familia. Ahora notemos que Lucas dice que había cosas que hacían “cada día”, o sea que eran actividades cotidianas y regulares. Esas actividades en el seno de la familia fueron la fortaleza de los primeros cristianos, no tenían cultos en el Espíritu sino una vida en el Espíritu manifestada en la familia todos los días. 

A menudo escuchamos que la familia está en crisis, que hay muchos frentes de batalla a los que la familia cristiana se enfrenta, hay un “bombardeo” constante y muchos hogares no han construido un refugio. Por supuesto que el Señor es nuestro refugio, pero ese resguardo nos es dado por medio de diferentes dinámicas.

Si analizamos lo que acontecía en la iglesia del tiempo de los hechos y que los hizo fuertes podemos contextualizarlo y sacar ejemplos para construir nuestras propias casas de gobierno.

“Estaban dedicados a aprender lo que enseñaban los apóstoles”

El esfuerzo y la perseverancia, a veces más que el talento, es lo que caracteriza a los grandes personajes de la historia universal en todas las disciplinas. Conocemos historias de músicos que practican muchísimas horas al día, de bailarinas de ballet con pies encallecidos y lastimados por la disciplina, de atletas que muestran fuerzas sobrehumanas, científicos que dedican años enteros a descubrir nuevas tecnologías. Coincidimos que no se hace algo verdaderamente grande sin esfuerzo y dedicación. Nuestros antecesores en la fe estaban dedicados a aprender, no era algo accidental, el estudio era intencional, dirigido, provocado.

Si te preguntaran hoy a qué se dedica tu familia, el aprendizaje de los principios divinos ¿estaría incluido? Cada vez que se toca este tema tenemos mil excusas por lo cual la Palabra ha quedado fuera de la ecuación en las actividades familiares: hijos demasiado pequeños para entender, hijos jóvenes muy ocupados, actividades que no permiten coordinar horarios y muchas más. Pero son solo eso, excusas. Cuando verdaderamente queremos hacer algo encontramos el tiempo y el lugar para ello. Si nos confrontamos a nosotros mismos veremos que en realidad es que no hay verdadero deseo.

Santiago nos aconseja que recibamos mansamente la palabra implantada, esa última palabra, en el griego es prótesis, ¿te resulta familiar?, la Palabra que recibimos humildemente viene a ser esa prótesis espiritual para lo que nos falta o está quebrado en nosotros. Si tu familia está con riesgo de fractura, si hay una debilidad o una carencia, nada mejor de la Palabra de Dios para fortalecerla.

Entonces si la falta de deseo es tu caso, comencemos primeramente por pedir al Padre ser lleno de ese anhelo, que las palabras del autor del salmo 119 sean tuyas por experiencia. Pero no esperes hasta que el deseo surja, porque con los desnutridos sucede a veces que no tienen apetito y los primeros bocados los hacen por convicción de que los necesitan. Pide dirección y comienza hoy. Nosotros desde aquí oramos por cada uno que lea este artículo para que sea lleno del deseo de conocer la Palabra de verdad, que comience a deleitarse en su conocimiento y que, entre la letra, escuche la Voz de Dios, se enamore de ella y se haga dependiente de su dirección.

Bajo la premisa de que debemos tener presente cada día la Palabra en nuestras casa y teniendo presente el siguiente consejo

“La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.” Colosenses 3:16 (RVR1960)

Trataremos de abordar algunos posibles escenarios familiares tratando de ayudarte a comenzar a llenar tu casa, tu familia y los corazones de la palabra de Cristo:

Hogares donde hay niños pequeños

Antes que nada es necesario que tengas presente que lo que impartes es espiritual, no intelectual. Porque si piensas que tu pequeño tiene que comprender intelectualmente todo lo que le compartes te sentirás frustrado o tentado a esperar y todo tiempo de postergación es perdido. ¿Cuándo es tiempo de comenzar a compartir lo espiritual con mi hijo? Desde que está en el vientre de su madre. Veamos el ejemplo de Juan el bautista en el vientre de Elizabeth, dice el relato bíblico que siendo aún un feto saltó reconociendo al Mesías en otro feto aún más pequeño. ¡No había nacido y ya recocía el poder espiritual que tenía delante! No menospreciemos a los pequeños, sus cuerpos tienen edad cronológica, sus espíritus son eternos.

Nuestro Padre es creador y nos ha dotado de creatividad, eso es algo necesario para hacer llegar la palabra de Dios a los niños. No trates de darle un conferencia o una predicación. Permite que el Espíritu te guíe y desarraiga de tu mente el “no se puede”.

Te compartiremos experiencias de padres con niños pequeños y qué es lo que hacen para mantener esta dinámica de hablar cotidianamente de la Palabra:

Laura y Samy tienen a Noah de dos años, él es inquieto, como cualquier niño de su edad y tiene la capacidad de atención acorde. Ellos optan por enseñar a través de juegos, por ejemplo puzzles y otros. Si bien también le leen historias bíblicas tratan de que sean breves y que dejen una enseñanza que él pueda aplicar.

Cintia y Andrés tienen a Isabella y Bautista, de cinco y dos años respectivamente. Con cada uno hay experiencias diferentes por la edad dispar, pero tratan de teatralizar las enseñanzas, lo hacen de manera dinámica, con “efectos especiales” caseros. Sus tiempos apuntan a reforzar áreas de debilidad y también a generar recursos para enfrentar las situaciones cotidianas como el temor, por ejemplo.

Silvina y Lucas tienen una prolífica descendencia, Zion de ocho años, Elías de cinco, David de tres e Isaac, recién nacido. Ante tantos niños realmente la palabra tiene que abundar en los corazones de los padres de tal manera que las conversaciones siempre se dirijan a lo que Dios nos dice, nos pide o nos enseña con respecto a cada tema. Con Zion es más fácil porque lee sola, con Elias, que es inquisitivo les resulta más útil contestar sus muchas y frecuentes preguntas siempre relacionándolas a la palabra.

Te comentamos tres simples casos de familias dedicadas a aprender lo que Dios dice, no tienen cultos familiares rígidos y aburridos, ríen, inventan canciones, hacen juegos, son libres de estructuras pero hogares llenos de la palabra de Dios.

Con niños más grandes o adolescentes

Gracias a Dios hay muchísimos recursos: filmes, canciones, libros, etc. Pero nada de esto se compara a aquellos momentos donde padres e hijos pueden reflexionar, compartir experiencias y crecer juntos. En estas edades ya no es cómo transmitirles la Palabra sino cómo ayudarles a aplicarla al diario vivir. Para esto es necesario el diálogo, la confianza, la interacción respetuosa entre ambas generaciones. En esta edad tienen menos tiempo para compartir, es necesario aprovechar cada momento, las comidas, los viajes juntos (por corto que sea el camino). También es bueno apartar tiempos específicos para esto, crear rutinas de estudio bíblico, darle la importancia que merece.

Así como hay padres que como un ritual juegan al fútbol una vez a la semana o van al gimnasio porque es bueno para la salud, es preciso que podamos plasmar la necesidad de que la Palabra abunde en nuestra vida familiar. No alcanza con el discurso sino que es sumamente necesaria la práctica. Para los niños es más ejemplo los que somos que lo que decimos.

Hogares donde uno de los cónyuges no comparte la inquietud o donde los hijos son cristianos y sus padres no

Sin dudas no se puede forzar a nadie a hacer lo que no desea, eso no te impide a ti hacer tu parte con los hijos, si los hay, y contigo mismo. Dios no te pedirá cuentas por lo que tu pareja o tus padres no quieran hacer sino por lo que tú, pudiendo hacer, no hayas hecho.

Durante los primeros siglos del cristianismo había muchos analfabetos, entonces lo que se comenzó a hacer fue pintar las escenas bíblicas en las paredes como un recurso pedagógico. Ten tiempos de aprendizaje con aquellos de tu familia con los que puedas hacerlo pero se sabio en incorporar a tu casa o habitación arte o decoración que refuerce enseñanzas de Cristo. Pero recuerda, sobre todo, que tú eres una carta de Dios para quienes te rodean, que el mensaje del Padre escrito en ti los pueda motivar a conocer el mensaje escrito en la Biblia.

Hogares sin hijos

El mejor lugar de encuentro y reunión de la pareja es “en Cristo”. Al juntarse a reflexionar y aprender lo que está escrito la pareja se fortalece. Encontrarán las respuestas, las soluciones, la dirección, el consuelo, todo lo que buscan y necesitan para seguir creciendo, avanzando y extendiendo el reino.

Si eres abuelo

Sin importar si vives o no con tus nietos, eres de suma importancia. Normalmente la influencia que tienen los abuelos es muy grande y pueden aprovecharla para impartir el amor y la disciplina por conocer la palabra e Dios. Es común escuchar que los abuelos son los encargados de malcriar a los nietos, pero este paradigma debe ser roto entre nosotros. La comunión que hay entre abuelos y nietos, ese vínculo tan fuerte debe ser maximizado en la sabiduría que viene de lo alto para transmitir principios eternos. Si la palabra abunda en ti la transmitirás a tu descendencia y ellos beberán de esa fuente.

Terminando

Recuerda que nuestro sistema de creencia condiciona lo que hacemos. Las creencias parentales son una fuerza poderosa en la formación del carácter de la persona.

“y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” Jn.8:31(RV1960)

La palabra de Dios te hará libre y eso se transmitirá a tus generaciones. Si quieres un hogar de libres, sé libre por medio de conocer la verdad.

Es nuestra oración que Papá ponga en ti el querer y el hacer, que tu casa se dedique a aprender y poner en práctica lo aprendido, que sea un hogar donde la luz del conocimiento de Cristo brille y atraiga. Oramos que tu hogar sea lugar de aprovisionamiento para los hambrientos de Cristo, una ciudad de refugio para los que huyen y un sitio de reposo para el cansado.

Como el cuerpo se enriquece al compartir, nos gustaría que nos cuentes tu experiencia, seguramente alguien será inspirado o desafiado con ello. ¿contamos contigo?


“Timoteo, mi querido hijo, sé fuerte por medio de la gracia que Dios te da en Cristo Jesús”. 2 Timoteo 2:1-2 (NTV)

 Dios te ha dado la gracia bendita de disfrutar una familia, esfuérzate en ser digno de esa gracia


 Sugerencias

 Música para fortalecer este tema:

Háblame Papá. Toma Tu Lugar

Tu presencia es nuestro hogar Toma Tu Lugar

¿A quién iré? Julio Melgar

Algunos juegos disparadores y sugerencias varias

  • Decir por orden alfabético cualidades de Dios. Se pueden incluir la pregunta de cómo o por qué sabes que Dios es así. Por ejemplo: Con A amoroso, lo experimenté cuando me sentía solo y él me hizo saber que estaba conmigo. (para jugar cuando están viajando, por ejemplo)
  • Decir el milagro y que digan el nombre de la persona que lo recibió. Por ejemplo, Jesús sana a un ciego, respuesta Bartimeo. O se puede cambiar a una situación, por ejemplo: Cayó del caballo y Jesús le habló, respuesta Saulo.
  • Teatralizaciones: leer una historia y luego representarla
  • Crear canciones con los temas que se han hablado
  • Invitar a Jesús a almorzar con la familia, se puede disponer la familia para recibirle, que los niños tomen conciencia de la visita tan importante. Pueden aprovechar a motivar a cada miembro de la familia para que diga algo al invitado. Al finalizar pueden hacer una oración pidiéndole que se quede a vivir en la casa, que no sea una simple visita sino el dueño del hogar.
  • La pizarra de DIOS ES EL MISMO QUE AYER, es una pizarra donde los miembros de la familia pondrán una nota, dibujo o cualquier recordatorio de que, como lo hizo en una historia bíblica, Dios lo hizo con nosotros. Por ejemplo el padre puede poner allí las facturas pagadas y decir que Dios proveyó y multiplicó los recursos como lo hizo en la multiplicación de los panes y los peces o que hagan un dibujo de la ropa nueva y que recuerden que nos viste como a los lirios del campo.
  • Dios es como. En esta dinámica se pueden usar todos los objetos que tengan a la vista y compararlos con Dios diciendo por qué. Ejemplo: Dios es como este sillón, porque puedo descansar en él, es como este árbol porque me cubre y me alimenta.
  • El texto favorito. Que cuando un pasaje bíblico nos impacte lo copiemos y regalemos a algunas personas que creemos también les será útil.
  • Te regalo una palabra. Un día a la semana hacer intercambio de pasajes que nos hayan bendecido.
  • Tiempo artístico: plasmar en una expresión plástica, musical o escrita lo que se está aprendiendo.
  • El youtuber: motivar a los niños para filmar una enseñanza, ayudarlos a crear y editar pero dejarlos expresar su propia creatividad

Recomendación: todo lo que se plasma en algo visible y palpable se refuerza como concepto. Puedes ingresar a la red social Pinterest y si buscas palabras clave como manualidades cristianas, clases bíblicas o escuela dominical encontrarás infinidad de recursos que puedes adaptar y utilizar. Sé creativo, eres hijo del Creador

En este link encontrarás mucho material para el estudio bíblico con tus niños.

http://delostales.blogspot.com.ar

15 Comentarios

  1. Juan Carlos Arrieta Babilonia El 15 Marzo, 2017 - 19:47

    sería de mucha bendición poder recibir información que me ayude en mi caminar con Jesús

    • TOMATULUGAR El 16 Marzo, 2017 - 15:19

      Te respondemos a tu correo, Juan Carlos. Bendiciones!
      TTL

  2. mabel bernatene de nuelsen El 15 Marzo, 2017 - 20:12

    Muyyyy edificante…se los agradezco y pido permiso para compartirlo con muchos otros ..Él Señor los siga utilizándo para traer frescura e iluminar a cada vida que los contacta…los amo en Cristo mabel

    • TOMATULUGAR El 16 Marzo, 2017 - 15:18

      Gracias Mabel por compartirlo! es nuestro deseo que las familias que lean este blog sean motivadas a volverse a la Palabra!

  3. Kate García El 15 Marzo, 2017 - 22:34

    Gracias por el tiempo que invierten como equipo para animarnos a contruir familias con un fundamento firme en la palabra de Dios, tanto en sus videos como en el blog. Dios retribuya a cada uno junto con sus familias toda clase de bendición asi como nosotros somos bendecidos… saludos desde Mexicali Mexico

  4. Fernanda y Daniel Palmadessa El 16 Marzo, 2017 - 2:06

    Hermoso!!
    Nos queremos sumar!!!
    Como hacemos?

    • TOMATULUGAR El 16 Marzo, 2017 - 15:17

      Fernanda y Daniel! gracias por la inquietud! Ya se suman si lo viven en sus hogares! Bendiciones!
      TTL

  5. Noralth Mejias El 16 Marzo, 2017 - 3:02

    Gloria a Dios que están escuchando al corazón del Padre y bajando sus diseños para ayudar a fortalecer las casas gobernadas por el cielo HOGARES…Se que me ayudara con mi familia y los jóvenes de mi congregación .
    Desde Venezuela muchos cariños hermanos! les amamos
    Gracia y Paz

  6. graciela himitian de prada El 16 Marzo, 2017 - 12:39

    Excelente enseñanza acorde a la Palabra..Dios les siga dando gracia para edificar a muchas familias que quizas no tienen herramientas para jugar con sus niños y a la vez transmitir la palabra de nuestro Señor!!!

  7. Camilo Quintero El 16 Marzo, 2017 - 22:42

    Dios multiplique la sabiduría y el amor que ponen para transmitir estás herramientas que hacen demasiada falta en nuestros hogares.
    En lo personal, esto es una respuesta de Dios para mi vida y el propósito que tiene El con mi hogar.
    Gracias muchas gracias por dejarse utilizar por Dios .
    Abrazos!!!!!

  8. Beatriz El 18 Marzo, 2017 - 18:15

    Muy agradecida con Dios y ustedes por disponerse a establecer su reino!

    Bendiciones y paz amados!

    Beatriz Ponce

  9. Rocio de Velásquez El 21 Marzo, 2017 - 1:29

    Hola a todos, solo quisiera saber cada cuanto o que días específicamente estarán posteando enseñanzas en el blog, realmente son de mucha ayuda me gustaría siempre tenerlas para nuestro día de servicio de familia. Gracias

    • TOMATULUGAR El 21 Marzo, 2017 - 14:38

      Buen día, Rocío! todos los miércoles hay nuevas publicaciones. Nos alegra ser de ayuda! Estamos para servirte
      TTL

  10. Natalia Artesi El 25 Marzo, 2017 - 13:42

    muy bendecida con todo el material que nos comparten, tengo dos niñas, una de 6 años y otra de 4años, cada mañana nos tomamos un tiempo para aprender de Dios y orar. yo busqué elementos que a ellas les resultara significativos para ese momento de intimidad con Dios; decoramos un cuaderno de peticiones de oración, elegimos una manta para poner en el piso y reunirnos allí para hablar con Dios. y ahora a poner en practica todo esto que estoy aprendiendo con ustedes. y por supuesto compartirlo con otros papas. Gracias!!!

    • TOMATULUGAR El 25 Marzo, 2017 - 15:49

      Gracias por compartir tu testimonio! Nos bendice ver familias que buscan al Padre!

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios.